En esta sección seleccionamos las preguntas frecuentes que nos hacen la gente sobre implantes capilares:

¿Por qué se nos cae el cabello?
La primera causa de la caída capilar es genética: el 95-99% de los casos en hombres puede atribuirse a la llamada “alopecia hereditaria” que puede aparecer a cualquier edad, incluso en la adolescencia. A los 30 años afecta a un tercio de los hombres, y a los 50 a la mitad.
En este tipo de alopecia la caída del cabello es irreversible (viene codificada en el patrón hereditario de cada persona) y no se evita mejorando la irrigación de la zona ni usando suplementos con vitaminas o aminoácidos. Una vez que el pelo se cayó no hay manera de que vuelva a generar un bulbo.
Esta pérdida del cabello se manifiesta en la zona frontal, superior o coronilla y los pacientes advierten este problema cuando el debilitamiento capilar es manifiesto, pero esto comienza mucho antes.
Como dijimos, la alopecia hereditaria es la principal causa de caída del cabello, sobre todo entre los hombres, pero hay otros factores que también pueden desencadenar el proceso. Gracias a las distintas tecnologías y técnicas avanzadas ahora es posible recuperar el cabello. En ICF le ofrecemos lo que usted estaba buscando para solucionar definitivamente este problema.
He escuchado sobre la técnica de implante capilar FUE (Extracción pelo por pelo). ¿En que consiste esta técnica?
Básicamente lo que se hace es extraer pelo de una zona donde el cabello no está comprometido como es la nuca y los laterales de la cabeza, y estos se insertan en las zonas donde ya no hay cabello para que crezca nuevamente y no se caigan más. Lo que hacemos es a grandes rasgos, es mover los pelos de zonas muy pobladas a otras que no la están para crear una armonía y una cabellera en donde ya no la hay. Los pelos que se mueven son pelos que no se caerán luego ya que tienen la información genética de que no se caigan y duren toda la vida.
¿Por qué se elige la zona lateral y nuca como donante? ¿Esos pelos no se caen posteriormente?
No, porque estas zonas están genéticamente programadas para que el pelo no se caiga. Además, cabe aclarar que en estas zonas no existen receptores hormonales que son los que favorecen la caída del pelo.
¿Cuánto dura la intervención?
Aproximadamente entre 5 y 8 horas y se llegan a colocar entre 1500 y 2500 pelos. El paciente terminada la sesión se puede ir a la casa sin problemas.
¿Es una técnica dolorosa?
No, primero porque se coloca anestesia local y no hay ninguna molestia posterior.
¿Y luego de haber pasado la sesión que debo hacer?
Hay que seguir unos cuidados tópicos que son muy sencillos, evitar el sol por 1 mes, lavarse con champús especiales, y a las dos semanas un chequeo de rutina.